• OCA | News

Ani Mederos: la valoración y canalización del poder femenino a través del arte.

Por Dra. Paula Gómez Jorge | Historiadora del Arte y Curadora

Ani Mederos / Atena, 2006 / Collage de papel impreso y papel japonés / 8" x 10.5" pulgadas. Exposición Transiciones con Expresiones de Lola.


Este artículo aborda la trayectoria de la artista multidisciplinar Ani Mederos, nacida en La Florida, de padres cubanos y residente desde los cinco años en la República Dominicana, en cuya obra se advierte gran potencial, intención y condiciones óptimas para aportar al arte escultórico nacional que ha emprendido la ruta de su revitalización, como lo confirmó la importante exposición Otra Dimensión. Nueva Escultura Dominicana, celebrada en el Museo Fernando Peña Defilló en el mes de abril 2017. Sin abandonar el grabado, el collage y el dibujo, Mederos se compromete aún más con su discurso escultórico buscando nuevos lenguajes y formas de expresión vinculadas a lo femenino pues “… la historia detrás de las cosas…” provocan su interés y “entrelazarlas me permite una gran riqueza simbólica”. En torno a estas y otras inquietudes junto a un breve recorrido por su andadura profesional, discurre un encuentro sostenido con Ani Mederos para su divulgación entre los lectores de Oca News I Revista de Artes Visuales, de Ossaye Casa de Arte, Fundación de Arte Contemporáneo.

Los inicios de una trayectoria promisoria

Ser mujer artista a tiempo completo ha sido un objetivo permanente para Ani Mederos (AM, en lo adelante). Tras recibir los primeros estímulos e inspiración en las artes de Maya, su abuela materna, a lo largo de los años fue perfilando su vocación que recibió un impulso decisivo al cursar la licenciatura en  Artes Plásticas menciones en Escultura y Diseño Ambiental en la Universidad de Pennsylvania. Estudios ampliados mediante posteriores especializaciones en Escultura, Grabado y Diseño Gráfico en diversos centros de estudios de Florencia, Italia.

A su regreso al país en 1993, la artista organiza un espacio propio de trabajo. Paralelamente se lanza al mercado laboral afirmándose como diseñadora gráfica para garantizar los recursos que necesitaría  para emprender un trabajo creativo de altos vuelos y no estar limitada  por las contrariedades del medio  que  conspiran contra el deseo de todo artista de poder dedicarse  a tiempo completo a  su arte.

Pese a su desconocimiento del ambiente artístico local y escasas relaciones con altos responsables, actores y agentes de instituciones de artes visuales, AM sin hacer mucho ruido fue insertándose de manera intermitente en el circuito de exposiciones mientras paralelamente se concentraba en producir obras, mostrarlas y comercializarlas en su Estudio. Esto sería el antecedente de Hidden Studio, su encantador atelier que tuve la oportunidad de conocer en el 2017. Su fuerte disciplina de trabajo y férrea voluntad, unidas a su  alma y pensamiento de artista, sostuvieron en esos desafiantes primeros años de vida profesional su decisión de  dedicar diariamente tiempo al trabajo creativo. Es así como, en un primer momento, el linograbado se convirtió en el medio que le permitiría plasmar sus ideas por cuanto no le exigía invertir el tiempo y presupuesto que demanda la escultura.

Esas podrían ser algunas de las ventajas del grabado como medio de expresión primordial en la primera etapa de producción de AM,  y cuya práctica mantiene hasta la actualidad: “El grabado lo he trabajado durante 25 años y por su formato siempre me ha servido para tener un diálogo más privado conmigo misma”. Con el tiempo, el grabado se ha convertido en la base de sus collages, medio idóneo para trazar las siluetas de sus personajes femeninos. Sobre la estampa adhiere los elementos recortados mediante pegamento o cosidos con hilo. Su fuerte identificación con la técnica atraviesa sus creaciones bidimensionales y penetra con suma intensidad expresiva en sus obras tridimensionales, relieves y objetos escultóricos.

Ani Mederos / Montaña Maya, 2019 / Caoba, hilo de cobre y pintura / 48" pulgadas de altura


Exposiciones en el circuito artístico de Santo Domingo

Grabado en el Alma. Primera individual de Mederos, en el 2003, en la ciudad capital, en la sala de exposiciones Espacio de Influencias de Barna Business School. Su título es un juego de palabras que permitió a la artista comunicar su intención de  explorar poéticamente una definición del alma. En términos generales, su primera selección de obras para mostrar al público, puso en evidencia la fuerza en el manejo del lenguaje expresionista que le caracteriza. Incluyó  una muestra de grabados monocromáticos, la mayoría en la gama de los sepias y azules, con un punto de partida común: la imagen del ser humano representado en personajes masculinos y femeninos. En estas creaciones, Mederos estampa su personal enfoque de la naturaleza, la vida urbana y el cuerpo, mediante rostros nostálgicos, gestos expectantes y dramáticos, frondosidad de la vegetación tropical plasmados mediante patrones, texturas, finos y vigorosos trazos ondulados, alargados y cortos.


Transiciones con Expresiones de Lola. Años más tarde, se hace evidente el interés de la artista en reflexionar sobre la mujer, su contexto social y los estereotipos que encasillan su rol. El cuerpo de trabajo que muestra en la exposición Transiciones con Expresiones de Lola del año 2006, plantea esta preocupación. Su medio de expresión será el collage, cuyo lenguaje y técnica podrían definirse como el acto de construir un discurso mediante la articulación de imágenes dando lugar a múltiples capas de significado. Esta estrategia discursiva  - originada  en las artes visuales en el siglo XX con los cubistas y dadaístas -, logró transferirse a los artistas del pop y ha continuado con singular fuerza en el presente siglo.

Para Ani Mederos el collage es una manera de ver la vida que me acompaña desde niña. Como herramienta me permite incorporar distintas influencias, voces, realidades y sentimientos dentro de una misma obra. Esto me parece fascinante”. Los collages creados para la susodicha exposición son construcciones conceptuales de gran intensidad expresiva con una técnica y terminación depuradas. En ellos, las superposiciones entre la figura femenina, elementos arquitectónicos, textiles, mobiliario y motivos animales conforman una trama fragmentada de la cual emergen nuevos significados. En esta serie de collages, el proceso creativo estuvo basado en recortes de revistas de decoración, modas y objetos reciclados proponiendo nuevos sentidos en torno al empoderamiento femenino.

Ani Mederos / Chief, 2017 / Hierro y piezas recicladas de metal, cuero, pintura / 20" x 34" x 22" pulgadas.


La entrada del nuevo siglo: El Momento de la Escultura

Migraciones de las aves. En la segunda década del 2000 la obra de Mederos “despega”,  gana visibilidad y amplía su radio de influencia local. En el 2010, en su Estudio recibe visitas de personas relacionadas al mundo del arte, tales como coleccionistas, curadores, críticos de arte, periodistas, etc. Por estos  años comisionan a la artista varios proyectos, sobresaliendo entre otros,  “Migraciones de las aves”, de gran formato y destinada al Aeropuerto Internacional Las Américas.  Fruto de estos impulsos se acrecienta el volumen de adquisiciones de sus trabajos. La artista siente que ha llegado el momento de intensificar sus experiencias en el campo de lo tridimensional. En este punto surgen sus nuevas propuestas relacionadas con sus investigaciones en torno a la abstracción geométrica, al pliegue y la realización de sus primeras esculturas  en metal.

El Abandono. A partir de esta pieza escultórica, la artista se abre al lenguaje abstracto geométrico experimentando con volúmenes de reducido espesor en hierro. Sobre el reto que puede significar manifiesta: “Siempre la parte más desafiante será llevar los proyectos a la realidad. Intento trabajar a diferentes escalas para ir resolviendo los problemas que van surgiendo”. Mederos irá definiendo su propio itinerario en lo escultórico, asociado al orden, al racionalismo, a lo minimal, a formas y patrones derivados de la estructura plegada, al gran formato y algo que será importante para la artista: la participación activa del receptor.


Colectiva Unfold.  Las propuestas que presenta  en esta  Colectiva, celebrada en la Galería Ramos Mederos en el 2013, son elocuentes de este punto de inflexión en su producción. Los collages Apostando a la fe y La restauración de la fe indagan en las posibilidades estéticas de la abstracción geométrica al estructurar, desde direcciones múltiples, planos de color derivados de los recortes de papel. Estos collages poseen más ligereza y expresividad que los anteriores,  a consecuencia del juego de las formas geométricas yuxtapuestas y superpuestas, a las tonalidades vibrantes y al amplio repertorio de texturas que crean intensos efectos ópticos.

Chief. Esta obra, formó parte de la colectiva “Más allá de la Alteridad” presentada en el 2018 en la Galería ASR Contemporáneo. Se trata de un bellísimo ensamblaje que simboliza el equilibrio en el ejercicio del poder como práctica que fuera fundamental en las culturas originarias. Esta línea de investigación apasiona a la artista y en esta obra será materia de reflexión. La escultura - ensamblaje de corte abstracto, analogía del equilibrio y la estabilidad -, proyecta un  sentido de armonía  mediante la articulación de piezas circulares reusables y armadas sobre un eje inclinado. Para las uniones, AM utilizó tiras de cuero y soldadura. Acerca de los referentes conceptuales y formales de este trabajo, la artista nos explica lo siguiente: su diseño tiene como base la postura de yoga utkatasana que en su nombre hace referencia a algo poderoso; su cresta y sus alas le hacen homenaje con gran decoro”.

Grandes formatos escultóricos

La fascinación por las cualidades visuales de la materia ha estimulado la destreza intelectual y la preparación técnica de Mederos para moverse hábilmente por diferentes medios, de manera tal que el diálogo con los mismos evidencia el carácter multidisciplinar que va adquiriendo su práctica artística. En los últimos años de esta segunda década del siglo XXI,  ha incursionado en los grandes formatos, como confirman dos importantes exposiciones: Mujer Montaña