• OCA | News

Ojalá que llueva III La sombrilla como objeto de arte & Jenny Polanco | Project, Altos de Chavón

La Romana, Rep. Dom. | Sábado 26 de Mayo hasta el Domingo 1ro. de Julio, 2018

Por: Angel Ricardo Rivera | Subdirector OCA


Lo que ayer fuese una idea extraordinaria de parasoles, paraguas o sombrillas, hoy es todo una realidad alucinante por la transformación de estas sombrillas convertidas en objetos de arte. Diría un León Tolstoi “El arte es comunicación", sentimientos y emociones de la conducta humana. 


“Ojalá que llueva” una inspiración, una constante.

Una constante en los artistas es su inspiración que surge como el respiro, como el oxígeno, como la fuente de agua que brota de la cima de la montaña; un instante que provoca un paro en su cotidianidad, donde se generan los silencios y espacios necesarios para los procesos creativos. En definitiva, una apertura a un diafragma semántico diferente, cuando se trata de la transformación creativa de un objeto cotidiano a una nueva forma estética. Una función elimina a la otra, en un sistema de traspaso que subordina la razón primaria del objeto, transformándolo en un objeto de arte producto de su trascendencia dialéctica.


La sombrilla / El paraguas / El parasol | Orígenes

Se desconoce con certeza quién fue su creador, se tienen conocimientos no precisos de que se origina en China, alrededor del siglo XI antes de Cristo. Leyendas le atribuyen su invención a Lu Mei, una joven de la China que mencionara a su hermano su deseo de realizar un objeto para protegerse de la lluvia. La joven produjo un bastón con 32 varillas de bambú recubierta de una tela realizada en forma de hongo. La invención se extendió por más de 1700 años, llegando a convertirse en paraguas plegable, permeabilizado con cera y barniz. En otras palabras  el sistema de sombrilla que hoy conocemos.


Hablemos un poco del “Objeto de arte | Arte objeto”

Si hablamos del objeto de arte o del arte objeto, se hace inminente mencionar a Marcel Duchamps, artista francés e intelectual, pionero de esta tendencia que revolucionará el concepto de arte establecido de su época, transgrediendo todas las normas y reglas establecidas hasta el momento. Producto de su desilusión por las “formas establecidas” y convencionales de la expresión artística y desatando con ello una serie de cuestionamientos en los ámbitos estéticos del arte.

Marcel Duchamp ejerció una fuerte influencia en la evolución del movimiento Dadá, (Manifiesto del Dadaísmo, 1918 ) este envía un simple urinario de porcelana a una exposición en Nueva York, 1917 con el título de “Fuente” esta manifestación por consenso fue elegida por medio millar de expertos, críticos y artistas, como la obra de arte más influyente del siglo XX.

Duchamps afirmaba “Es la actitud mental del espectador, al ver un objeto dentro de un espacio diferente, que lo desconecta de las cualidades utilitarias propias, logrando ver nuevas cualidades estéticas del mismo objeto”. Este proceso de descontextualización y resemantización es precisamente lo que le adjudica un nuevo valor estético al resultado obtenido por estos 42 artistas nacionales, en esta exhibición.

“Ojalá que llueva” se sitúa en este entorno humano, país, en una búsqueda cultural precedida por la poesía de una maravillosa canción, que de hecho, se ha convertido en emblema musical contemporáneo. Tanto el individuo que habita la isla, como aquel que se encuentra en otros espacios, se identifica por sus valores, y metáforas criollas. Ossaye Casa de Arte, con su“Ojalá que llueva”, propone y expone en esta ocasión un diluvio de sentimientos, pasiones ,emociones que, a través de la creación, la mirada y el quehacer estético de nuestros artistas, nos permitan acercarnos al arte como objeto o viceversa, para estar más cerca a la poesía lúdica de estos artistas, al tiempo de compartir este disfrute con ustedes, nuestros amigos, amantes de las artes, de la cultura, y de la vida. 


¡Muchas gracias!