• OCA | News

Exposición: Las palabras de otros | Monografía

La exposición organizada por REDCAT (Rod y Edna Disney/CalArts Theater), el centro multidisciplinario en el complejo Walt Disney Concert Hall en Los Ángeles, fue parte del proyecto “Pacific Standard Time: Los Ángeles/Latinoamérica”. Curada por Ruth Estévez, Agustín Díez Fischer y Miguel A. López, con asesoría de Andrea Giunta, la exposición viajó al Perez Art Museum de Miami, donde se estrenó con una lectura de su cuerpo central: el “collage literario” experimental de Ferrari Palabras ajenas, de 1967, concebido como “pieza antibelicista escrita en forma de guión dramático”. ..

Palabras ajenas (The Words of Others), 1967. Cover of the first English edition. Published by Falbo Editor, Buenos Aires.

https://www.artnexus.com/en/magazines/article-magazine-artnexus/5f5ab9ad5bf79448968e4b61/109/the-words-of-others


ADRIANA HERRERA | Curadora y escritora. Cofundador de Aluna Art Foundation y del Colectivo Aluna. / ArtNexus / Septiembre 17, 2020 / Fuente externa


Esta exposición fue organizada por REDCAT (Rod and Edna Disney / CalArts Theatre), el centro multidisciplinario del complejo Walt Disney Concert Hall en Los Ángeles, como parte del proyecto “Pacific Standard Time: LA / LA”. Curada por Ruth Estévez, Agustín Díez Fischer y Miguel A. López, con Andrea Giunta como asesora, la exposición viajó al Museo de Arte Pérez de Miami, donde se inauguró con una lectura de su cuerpo central: el collage literario experimental de Ferrari de 1967 Palabras ajenas (Las palabras de los demás), concebida como "una pieza antibélica escrita en forma de guión dramático".


La propuesta del comisario tenía la obra textual desplegándose como un archivo laberíntico, una especie de centro de documentación con módulos de estudio impecablemente diseñados. Junto a los collages, esculturas y otras obras, la exposición contó con cartas y una selección de documentos engrosados ​​por los hallazgos de los curadores en la Fundación Augusto y León Ferrari y en Arte y Acervo, en Buenos Aires. Las voces de los lectores resonaron sin pausa en un altavoz.


Este proyecto expositivo explora en profundidad, y por primera vez en una muestra individual en Estados Unidos, la relación entre arte y propaganda en el arte conceptual de León Ferrari (Argentina, 1920-2013). La exposición Inverted Utopias (Houston, 2004) contó con Carta a un general (Carta a un general) y El cuadro escrito (Pintura escrita), mientras que Leon Ferrari y Mira Schendel. Entangled Alphabets, en el Museo de Arte Moderno en 2009, enfatizó el lenguaje como un acto de escritura y gesto gráfico, con una poética a menudo ilegible. Pero Las palabras de otros ... asume este singular collage de citas y voces proyectadas de 82 personajes históricos y de ficción como “un único proyecto extendido” que incluye las obras de arte que León Ferrari siguió creando hasta sus últimos días con la incomparable obsesión de convertirse el antipapa, el hereje, el exégeta furioso: soñaba con desplegar una de sus creaciones en una basílica de Buenos Aires que reproducía el San Pedro del Vaticano, y realizaba una campaña para “juntar a los herejes”.


El mensaje "teórico-político" de Ferrari denunció un hilo de conexión inquebrantable entre la violencia del Antiguo Testamento, la violencia nazi y el imperialismo estadounidense en la guerra de Vietnam. Posteriormente extendió su genealogía cristiana a las dictaduras del Cono Sur: en Mimetismo (Mimetismo), a partir de 1994, el hombre de la cruz se vuelve indistinguible de un militar vestido de camuflaje.


La muestra comienza con una muestra de documentos de la época, como A Time For Action, Time Magazine del presidente de Estados Unidos Lyndon B. Johnson, proyecciones y recortes de representaciones anteriores de Palabras ajenas, incluida la documentación de una pieza clave en esa cronología: La civilización. occidental y cristiana (La civilización cristiana occidental). Creado en 1965, fue censurado en el Instituto Torcuato di Tella pero ganó un León de Oro en la Bienal de Venecia en 2007. El Papa actual, cuando era Cardenal Bergoglio, consideró blasfema la obra cuando fue exhibida en el Centro Cultural Recoleta , como parte de una retrospectiva de 2004 comisariada por Andrea Giunta. Esta obra, un Jesucristo yuxtapuesto a un cazabombardero estadounidense de punta roja, anticipa el Hongo nuclear (negro) [Nube de hongo (negro)] de Ferrari, de 2004, que al final del espectáculo en PAMM colgaba del techo como otro cruza por encima del mundo, y representa según Estévez, “el sistema oligárquico de Occidente, la complicidad entre poderes eclesiásticos y militares”. Una conexión suprimida por la civilización comunista y atea de Europa del Este.


De una manera que enlaza con sus magníficos escritos distorsionados, en este collage textual, que evita el espectáculo y fue concebido para ser leído, Ferrari toma citas de libros, periódicos y revistas, así como de la Biblia, y crea un collage por a través de un collage diacrónico y distorsionado que se apropia de las voces de Johnson Hitler, del Papa Pablo VI y de Dios, entre varias decenas de personajes. Yuxtaponiendo tiempos históricos, Ferrari crea concatenaciones que subvierten el orden causal, como cuando atribuye la persecución de judíos europeos al gobierno de la UDS. En su versión de las cosas, Goebbels le pregunta al embajador de los Estados Unidos en Saigón qué hacer con los judíos, ya que, como se dice que San Juan se estableció, "no tienen el arca de Dios en la frente", y el El embajador sugiere que se les exija portar permisos de tránsito y otras medidas ignominiosas.


En el alboroto de cientos de voces (científicos políticos, profetas, periodistas), la genealogía del mal está relacionada con Jesucristo y su iglesia. Ferrari observó que "ni Hitler ni Videla" habían ideado un modo de tortura comparable al eterno Auschwitz del infierno católico. Su lenguaje antiteólogo, señala Camnitzer (citado por López), “arroja rayos de blasfemia” que “forman una nueva religión”. La relación de Ferrari con la imaginería del catolicismo se remonta a la obra de su padre: fue un arquitecto italiano que renovó la Iglesia de San Miguel Arcángel en Buenos Aires. Una buena parte del trabajo de Ferrari se centra en una relectura de los horrores de la historia mundial, con obsesivas referencias a la Biblia, un libro que él equipara con Mein Kampf.


Al inicio de la dictadura militar en Argentina (1976), Ferrari se exilió en Brasil, pero su hijo Ariel fue asesinado en el infame centro de tortura que el régimen instaló en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada. Giunta cataloga el período comprendido entre 1965 y 1976 (desde el año en que escribió Palabras ajenas hasta el año de su exilio) como parte de una “política del montaje”. Para Ferrari, exorcizar la “geografía del horror” supuso un ejercicio comparable y opuesto a los esfuerzos de los monjes benedictinos: reescribir el texto bíblico y transgredir imágenes religiosas con escenas de guerra o de sexo. Ferrari reinventa el Génesis con un hermoso manuscrito curvo en tinta sobre papel que se despliega alrededor de un pubis masculino: gracias al “buen viejo Satanás”, que reúne los restos de los muertos para formar El árbol embarazador, de 1964, "Las maravillosas ateas" crean vida en un orgasmo colectivo. En la serie Relecturas de la Biblia (Relecturas de la Biblia) de Ferrari, la Anunciación es un collage que combina una pintura renacentista con escenas eróticas asiáticas. La historia de la discriminación también tiene a Jesucristo como protagonista. Ferrari inserta las cabezas de Cristo entre una multitud que rodea los cadáveres de negros linchados. Una y otra vez expone "textos bíblicos que representan guerras, masacres y mutilaciones", y su Juicio final (Judgment Day) describe la obra de Miguel Ángel del mismo título cubierta de excrementos de paloma.


Atados con alambre de 2004 de Ferrari, cuyo título hace referencia a la forma en que a menudo se encuentran los cuerpos de las víctimas de la dictadura, se colocó en una mesa junto a los collages de su serie de intervenciones en las portadas de L'Osservatore. Periódico Romano. Su collage ilustrativo para la Comisión Nunca Más combina el infierno con carteles sobre el obispo Bernardo Witte, quien declaró difamatorias todas las denuncias del régimen militar incluso cuando asesinaba a sacerdotes como Enrique Angelelli.


“Al teatro perverso de la guerra y la hipocresía política, Ferrari responde con un teatro de 'disposición' [según Didi-Huberman]. Los juegos de guerra se transforman en juegos de palabras ”, dice López. Jen Hofer, Tupac Cruz y Román Luján, traductores al inglés de Palabras ajenas de Ferrari, señalan que "los suyos son excesivos".


En el laberinto de fragmentos interconectados del PAMM, la pedagogía del museo habría hecho soñar a Ferrari. El museo como centro de aprendizaje reactualiza el collage escrito como ejemplo del tipo de arte comprometido que une creación y propaganda. La propuesta del curador es experimental, económica en sus recursos y suficientemente efectiva para que el carácter ficticio de esas "palabras ajenas" pase desapercibido para los espectadores. Al final, todo lo que hay son las palabras de Ferrari cuando enlaza los términos catolicismo-nazismo-imperialismo-dictadura militar, sin nombrar nunca las voces que resonaron en el "silencio" de Anna Akhmatova. Si bien es cierto, como sabía Bakhtin, que “hablamos con nuestra colección de idiomas, de palabras cargadas de valores”, la alteridad anunciada no existe. Ni siquiera existe esa polifonía que Bakhtin descubrió bajo el discurso monolítico del estalinismo, cuando firmó sus escritos con los nombres de otras personas. Toda propaganda es por definición un monólogo.

Exhibition The Words of Others | Monografía


The exhibition organized by REDCAT (Rod and Edna Disney / CalArts Theater), the multidisciplinary center at the Walt Disney Concert Hall complex in Los Angeles, was part of the “Pacific Standard Time: Los Angeles / Latin America” project. Curated by Ruth Estévez, Agustín Díez Fischer and Miguel A. López, with the advice of Andrea Giunta, the exhibition traveled to the Perez Art Museum in Miami, where it opened with a reading of its central body: the experimental “literary collage” of Ferrari Palabras ajenas, from 1967, conceived as an “anti-war piece written in the form of a dramatic script”. ..


This exhibition was organized by REDCAT (Rod and Edna Disney / CalArts Theater), the multidisciplinary center of the Walt Disney Concert Hall complex in Los Angeles, as part of the “Pacific Standard Time: LA / LA” project. Curated by Ruth Estévez, Agustín Díez Fischer and Miguel A. López, with Andrea Giunta as advisor, the exhibition traveled to the Pérez Art Museum in Miami, where it opened with a reading of its central body: the experimental literary collage of Ferrari from 1967 Palabras ajenas (The words of others), conceived as "an anti-war piece written in the form of a dramatic script."


The curator's proposal had the textual work unfolding like a labyrinthine archive, a kind of documentation center with impeccably designed study modules. Along with the collages, sculptures and other works, the exhibition featured letters and a selection of documents augmented by the findings of the curators at the Augusto y León Ferrari Foundation and at Arte y Acervo, in Buenos Aires. Readers' voices echoed steadily over a loudspeaker.


This exhibition project explores in depth, and for the first time in a solo show in the United States, the relationship between art and propaganda in the conceptual art of León Ferrari (Argentina, 1920-2013). The Inverted Utopias exhibition (Houston, 2004) featured Carta a un general (Letter to a general) and The written picture (Written painting), while Leon Ferrari and Mira Schendel. Entangled Alphabets, at the Museum of Modern Art in 2009, emphasized language as an act of writing and graphic gesture, with an often illegible poetics. But The Words of Others ... assumes this unique collage of quotes and projected voices of 82 historical and fictional characters as "a single extended project" that includes the works of art that León Ferrari continued to create until his last days with the incomparable obsession of becoming the antipope, the heretic, the furious exegete: he dreamed of displaying one of his creations in a basilica in Buenos Aires that reproduced the Saint Peter of the Vatican, and he carried out a campaign to “gather the heretics”.


Ferrari's "theoretical-political" message denounced an unbreakable thread of connection between Old Testament violence, Nazi violence, and US imperialism in the Vietnam War. He later extended his Christian genealogy to the dictatorships of the Southern Cone: in Mimicry (Mimicry), beginning in 1994, the man on the cross becomes indistinguishable from a military man dressed in camouflage.


The exhibition begins with a sample of documents of the time, such as A Time For Action, Time Magazine of the president of the United States Lyndon B. Johnson, screenings and clippings of previous representations of Other people's Words, including the documentation of a key piece in that chronology : Civilization. Western and Christian (Western Christian Civilization). Created in 1965, it was censored at the Instituto Torcuato di Tella but won a Golden Lion at the Venice Biennale in 2007. The current Pope, when he was Cardinal Bergoglio, considered the work blasphemous when it was exhibited at the Recoleta Cultural Center, as part from a 2004 retrospective curated by Andrea Giunta. This work, a Jesus Christ juxtaposed to a red-tipped American fighter-bomber, anticipates Ferrari's 2004 Nuclear Mushroom (black) [Mushroom Cloud (black)], which at the end of the show at PAMM hung from the ceiling as another crosses overhead. of the world, and represents, according to Estévez, "the oligarchic system of the West, the complicity between ecclesiastical and military powers." A connection suppressed by the communist and atheistic civilization of Eastern Europe.


In a way that ties in with his magnificent distorted writing, in this textual collage, which avoids the spectacle and was intended to be read, Ferrari takes quotes from books, newspapers and magazines, as well as the Bible, and creates a collage through of a diachronic and distorted collage that appropriates the voices of Johnson Hitler, Pope Paul VI and God, among several dozen characters. Juxtaposing historical times, Ferrari creates concatenations that subvert the causal order, as when he attributes the persecution of European Jews to the UDS government. In his version of things, Goebbels asks the United States ambassador in Saigon what to do with the Jews, since, as St. John is said to have been established, "they do not have the ark of God on their foreheads", and the The ambassador suggests that they be required to carry transit permits and other ignominious measures.