top of page
  • OCA | News

Se reedita el influyente libro de 1977 de Susan Sontag "Sobre la fotografía"

Actualizado: 9 may 2023


La nueva versión publicada por The Folio Society incluye nuevos conocimientos de la curadora Mia Fineman, quien seleccionó las imágenes clave que lo acompañan.


OCA|News / Susan Sontag / Abril 20, 2023 / Artnewspaper / Fuente Externa



Susan Sontag photographed in 1979. Lynn Gilbert via Wikimedia Commons


Club del libro

El club de lectura de The Art Newspaper arroja luz sobre los libros de arte en sus innumerables formas y le ofrece extractos exclusivos, entrevistas y recomendaciones de figuras líderes del mundo del arte. Suscríbete a nuestro boletín mensual


En el número de marzo de 1978 de la revista High Times, Susan Sontag concedió una rara entrevista sobre su nuevo libro, titulado Sobre la fotografía. “No se trata de fotografía”, seguía diciendo Sontag. Del mismo modo, insistió a The New York Times en que no estaba escribiendo sobre fotografía, sino sobre “cómo somos ahora”. “El tema de la fotografía es una forma de acceso a las formas contemporáneas de sentir y pensar”, dijo.


Sontag luchó por hacerse entender. La fotografía fue considerada una forma de arte ilegítima por muchos de sus contemporáneos críticos de arte. Pero Sontag entendió cómo la fotografía actuó como una "actividad ejemplar" en la sociedad, una que exploró de manera única "todo lo que es brillante, ingenioso, poético y placentero", le dijo a High Times.


“Sontag fue clarividente en su comprensión del papel de la fotografía en la vida contemporánea”, dice Mia Fineman, curadora de fotografía en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, quien ha contribuido a la primera edición ilustrada del ahora seminal libro de Sontag de 1977, que se publicará el 13 de septiembre por la Folio Society. “Mientras que la mayoría de los críticos se preocupaban por el estatus de la fotografía como arte, Sontag pensaba en la fotografía en relación con la cultura de consumo”.


Sobre la fotografía comprende una colección de ensayos que Sontag publicó originalmente en la New York Review of Books entre 1973 y 1977. Aunque fue una estudiante brillante, estudió de diversas formas en la Universidad de California, Berkeley, la Universidad de Chicago y Harvard, los escritos de Sontag no vino del circuito cerrado de la academia. Escribía para la gente que corría por las aceras de Nueva York, sentada en bares, cafés o en el metro, en busca de un zumbido intelectual rápido.


Cada ensayo le tomó alrededor de seis meses para escribir; cada palabra, entonces, fue considerada cuidadosamente, cada oración sudada. Pero su discusión lírica de conceptos abstractos como representación y realidad sigue siendo una lección necesaria para cualquier aspirante a intérprete del arte y la vida.


Los ensayos son reveladores del autor. Sontag era hija de neoyorquinos judíos de ascendencia polaca y lituana que habían construido una casa cómoda en Long Island. Aunque provenía de una familia acomodada, Sontag enfrentó muchos desafíos al principio. En una entrevista con el periódico The Guardian, habló de un padre que casi siempre estaba de viaje de negocios y de una madre fría y distante que “se estremecía si la tocabas”. Su padre murió de tuberculosis cuando ella tenía solo cinco años. Poco después de salir de casa, a la edad de 17 años, Sontag accedió a casarse con uno de sus profesores después de un noviazgo de diez días. Pronto se convirtió en madre, pero el matrimonio solo duró nueve años.


A lo largo de su juventud, Sontag tuvo que labrarse una carrera por su cuenta, en una industria poblada y controlada por hombres mayores. Fineman admite que, leyendo el libro hoy, uno discierne “inconsistencias lógicas y auto contradicciones”. Nos ayudan a comprender a la mujer que las escribió.


Las palabras de Sontag ahora se citan de forma rutinaria en cualquier debate sobre el impacto que ha tenido y sigue teniendo la fotografía en todas las facetas de la vida moderna. Al principio del libro, llama a las imágenes fotográficas “la forma más irresistible de contaminación mental”. Ella escribió: “Necesitar que la realidad sea confirmada y la experiencia realzada por las fotografías es un consumismo estético al que ahora todo el mundo es adicto”.


Sontag murió de leucemia en Nueva York en 2004, tres años después de la guerra contra el terrorismo y seis años antes del nacimiento de Instagram. Pero ya en la década de 1970, Sontag entendió que, con una cámara en la mano, “tener una experiencia se vuelve idéntico a fotografiarla”.


El libro no fue del todo bien recibido. Hasta el día de hoy, los teóricos de la fotografía a menudo asumen que Sontag era un oponente del medio. “Hubo un malentendido generalizado de su actitud fundamental hacia el medio”, dice Fineman. “Muchos críticos creían que ella estaba en contra de la fotografía, que pensaba que el medio era terriblemente peligroso o destructivo. De hecho, a Sontag le encantaba pensar en fotografías”.


La primera exposición dedicada a la fotografía en una importante institución cultural del Reino Unido se produjo en 2003, cuando la Tate Modern presentó Cruel and Tender: The Real in the Twentieth-Century Photograph. Sontag estaba escribiendo casi tres décadas antes, cuando muchos académicos todavía estaban involucrados en el debate limitado de si la fotografía puede reflejar la realidad de manera "veraz", si una imagen puede ser "real".


Sontag vio a través de él. ella era una de los primeros teóricos en escribir sobre la capacidad de la fotografía para engañar y manipular, su potencia cuando se despliega como propaganda, su capacidad para explotar la verdad. Llamó a la cámara “un arma depredadora”. Observó: “Las fotografías, que por sí mismas no pueden explicar nada, son invitaciones inagotables a la deducción, la especulación y la fantasía”.


Esto, dice Fineman, fue quizás el Sontag más profético. “Sus ideas sobre imágenes de atrocidades y fatiga por compasión siguen siendo dolorosamente relevantes hoy en día. Ella entendió también que la fotografía refleja todo lo que es destructivo, contaminante y manipulador en nuestra vida”.


Escribiendo en una introducción a la nueva edición, Fineman amplía este punto. “Sobre la fotografía explorando las implicaciones éticas de la visión de la cámara en el ámbito del reportaje”, escribe. “El voyerismo y la complicidad involucrados en tomar y mirar fotografías de atrocidades, y los peligros de la fatiga por compasión, de volverse insensible a las imágenes de sufrimiento”.


En Nueva York y Londres, la comunidad fotográfica establecida, los guardianes de la industria, siguen siendo hasta el día de hoy bastante conservadores en su perspectiva, instintivamente resistentes a las nuevas ideas. Vale la pena recordar cómo respondieron los guardianes de la época de Sontag a On Photography.


En marzo de 1978, el Centro Internacional de Fotografía de Nueva York celebró un simposio para discutir el libro. Durante la sesión, el director del Centro, Cornell Capa, dijo: “Hasta la fecha, los fotógrafos han ignorado el libro, negado haberlo leído o están furiosos por las implicaciones personales que les molestan”.


Un mes después, el crítico Colin Westerbeck escribió en la revista Artforum: “Sontag tiene prejuicios. Ella no ve las fotografías como obras individuales de la misma manera que un fanático no piensa en los negros, los italianos o los judíos como personas individuales”.


Pero las ideas de Sontag siguen resonando en 2022 como el día en que las escribió. “El poder y la originalidad del libro de Sontag residen en su entusiasmo por comprometerse con la promiscuidad de la fotografía”, escribe Fineman. "Su voracidad y el papel profundo que ha jugado el medio en la configuración de los contornos de la conciencia moderna, para bien o para mal".


La edición de Folio Society de On Photography de Susan Sontag, publicada el 13 de septiembre, 224 páginas, £ 90,00, hb



Una selección de páginas de Sobre la fotografía de Susan Sontag. cortesía de The Folio Society



 




Susan Sontag's influential 1977 book On Photography is reissued


New version published by The Folio Society includes new insights from curator Mia Fineman who has selected key accompanying images


5 September 2022

Share

Susan Sontag photographed in 1979. Lynn Gilbert via Wikimedia Commons

Book ClubThe Art Newspaper’s Book Club shines a light on art books in their myriad forms and brings you exclusive extracts, interviews and recommendations from leading art world figures. Sign up to our monthly newsletter

In the March 1978 issue of High Times magazine, Susan Sontag gave a rare interview about her new book, called On Photography. “It’s not about photography,” Sontag kept saying. Similarly, she insisted to The New York Times that she was not writing about photography, but about “the way we are now”. “The subject of photography is a form of access to contemporary ways of feeling and thinking,” she said. Sontag struggled to be understood. Photography was considered an illegitimate art form by many of her art critic contemporaries. But Sontag understood how photography acted as an “exemplary activity” in society—one that uniquely explored “everything that is brilliant and ingenious and poetic and pleasureful”, she told High Times. “Sontag was prescient in her understanding of photography’s role in contemporary life,” says Mia Fineman, a photography curator at the Metropolitan Museum of Art in New York, who has contributed to the first ever illustrated edition of Sontag’s now seminal 1977 book, to be released on 13 September by the Folio Society. “While most critics were worrying about photography’s status as art, Sontag was thinking about photography in relation to consumer culture.” On Photography comprises a collection of essays that Sontag originally published in the New York Review of Books between 1973 and 1977. Although she was a brilliant student—she studied variously at the University of California, Berkeley, the University of Chicago and Harvard—Sontag’s writings did not come from the closed loop of academia. She was writing for the people pounding the pavements of New York, sitting in bars or cafes or on the subway, looking for a quick intellectual buzz. Each essay took her around six months to write; each word, then, was carefully considered, every sentence sweated over. But her lyrical discussion of abstract concepts like representation and reality remain a necessary lesson for any aspiring interpreter of art and life. The essays are revealing of the author. Sontag was the daughter of Jewish New Yorkers of Polish and Lithuanian descent who had built a comfortable home in Long Island. Although she came from a well-off family, Sontag faced many early challenges. In an interview with the Guardian newspaper, she spoke of a father almost always away on business, and a cold, distant mother who “flinched if you touched her”. Her father died of tuberculosis when she was just five. Soon after leaving home, at the age of 17, Sontag agreed to marry one of her lecturers after a ten-day courtship. She soon became a mother, but the marriage only lasted nine years. Throughout her youth, Sontag had to carve out a career of her own making, in an industry peopled and controlled by older men. Fineman admits that, reading the book today, one discerns “logical inconsistencies and self-contradictions”. They help us to understand the woman who wrote them. Sontag’s words are now routinely quoted in any debate about the impact photography has had, and continues to have, on every facet of modern life. Early in the book, she calls photographic imagery “the most irresistible form of mental pollution”. She wrote: “Needing to have reality confirmed and experience enhanced by photographs is an aesthetic consumerism to which everyone is now addicted.” Sontag died of leukaemia in New York in 2004, three years into the War on Terror and six years before the birth of Instagram. But already in the 1970s, Sontag understood that, with a camera in hand, “having an experience becomes identical with taking a photograph of it”. The book was not entirely well received. To this day, photography theorists often assume Sontag was an opponent of the medium. “There was a widespread misunderstanding of her fundamental attitude toward the medium,” Fineman says. “Many critics believed that she was against photography, that she thought the medium was terribly dangerous or destructive. In fact, Sontag loved thinking about photographs.” The first dedicated photography exhibition at a major UK cultural institution came as late as 2003, when Tate Modern staged Cruel and Tender: The Real in the Twentieth-Century Photograph. Sontag was writing almost three decades earlier, when many academics were still engaged in the limited debate of whether photography can “truthfully” reflect reality—whether an image can ever be “real”. Sontag saw through it. She was one of the first theorists to write about photography’s ability to deceive and manipulate, its potency when deployed as propaganda, its capacity to exploit the truth. She called the camera “a predatory weapon”. She observed: “Photographs, which cannot themselves explain anything, are inexhaustible invitations to deduction, speculation, and fantasy.” This, Fineman says, was Sontag at perhaps her most prophetic. “Her insights about images of atrocity and compassion fatigue remain painfully relevant today. She understood as well that photography reflects everything that is destructive and polluting and manipulative in our life.” Writing in an introduction to the new edition, Fineman expands on this point. “On Photography explores the ethical implications of camera vision in the realm of reportage,” she writes. “The voyeurism and complicity involved in taking and looking at photographs of atrocity, and the dangers of compassion fatigue, of becoming desensitised to images of suffering.” In New York and London, the established photography community—the gatekeepers of the industry—remain to this day fairly conservative in outlook, instinctively resistant to new ideas. It is worth remembering how the gatekeepers of Sontag’s day responded to On Photography. In March 1978, the International Center of Photography in New York held a symposium to discuss the book. During the session, the Center’s director, Cornell Capa, said: “To date, photographers have either ignored the book, denied having read it, or are furious about personal implications that they resent.” A month later, the critic Colin Westerbeck wrote in Artforum magazine: “Sontag is prejudiced. She doesn’t see photographs as individual works in the same way that a bigot doesn’t think of blacks or Italians or Jews as individual people.” But Sontag’s ideas remain as resonant in 2022 as the day she wrote them. “The power and originality of Sontag’s book lie in her eagerness to engage with photography’s promiscuity,” Fineman writes. “Its voraciousness, and the profound role the medium has played in shaping the contours of modern consciousness, for better or worse.” The Folio Society edition of On Photography by Susan Sontag, published 13 September, 224pp, £90.00, hb A selection of pages from On Photography by Susan Sontag. courtesy The Folio Society Sign up to our monthly Book Club newsletter and follow us on social media using #TANbookclub

1 Comment


Angel Rivera
Angel Rivera
Apr 21, 2023

Interesante el tema de Susan Sontag, intelectual americana, que para finales de la década de los 70 's estaba planteando conceptos y valores dentro del ámbito de la fotografía. Controversial para la época que Sontag entendiera una filosofía más profunda y significativa de la fotografía y en la cual en el tiempo le daría ciertas razones. Ella se orientaba más por el tema comunicacional de la imagen con argumentos no planteados en aquella época. Estamos hablando alrededor de 40 años atrás, donde no existía la fotografía digital, ni se había dado el salto, de la digitalización de los medios, en especial en la fotografía contemporánea, y el papel que ésta iba a desempeñar acorde a los planteamientos que ella realizaba,…


Like
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
OCA _ News logo.png

 PERIÓDICO, REVISTA DIGITAL SOBRE LAS ARTES VISUALES

VALOR PARA TODOS

VALOR PARA TODOS

United Capital DR Roble Corporate Center Calle: Rafael Augusto Sanchez #86 Santo Domingo, RD. 809. 807.2000

Grupo Rizek

Grupo Rizek

El proyecto Kahkow inicia en 2005, cuando la familia Rizek ya contaba con un siglo de experiencia en la producción de cacao fino y de aroma en la República Dominicana.

Banco Central

Banco Central

El Banco Central es el responsable por el buen funcionamiento del sistema de pagos.

Alvarez y Sanchez

Alvarez y Sanchez

Agustín Lara esq. Max Henríquez Ureña Santo Domingo, República Dominicana 809-518-9000

OCA | News: 05

OCA | News: 05

FEB./MAR./ ABR.: 2020 Ossaye Casa de Arte, (OCA) reflexiona sobre el inicio de este nuevo año 2020, entendiendo las necesidades de enfocarlo a través de un hilo conductor in crescendo, con brillantez, a propósito de mostrar los potenciales de las artes en el país. Asimilar las plataformas expositoras donde reside la cultura real, con autenticidad de valores que permee los sentidos. Es imperativo el desarrollo de la cultura visual, y la presentación del pensamiento creativo.

OCA | News: 04

OCA | News: 04

OCT. / NOV. / DIC. / 2019 La presente publicación se la dedicamos a un artista en especial, que habita entre nosotros y reside en las galaxias, el artista visual: Jorge Pineda. Maravilloso!, dentro y fuera de nuestro mapa isla, ciudad. Por siempre destacarse por sus excelencias, por ello sus méritos. Para OCA, es un privilegio contar su historia en un diálogo y lenguaje que nos permite analizar mejor el pensamiento creativo de este artista.

OCA | News: 03

OCA | News: 03

JUL./ AGOT./ SEP. 2019 En esta edición le rendimos  homenaje póstumo a Belkis Ramírez, artista visual dominicana.  Donde tratamos los temas de la 78va. Edición de la Feria del Libro de Madrid, España. La Bienal de La Habana, 2019 / La 58 Bienal de Venecia, 2019 / Premio Diario Libre Contemporáneo, 2019 / El Arte público; entre otras noticias y destacadas exhibiciones del acontecer del arte nacional y del extranjero.

OCA | News: 02

OCA | News: 02

Marzo / Abril / Mayo: 2018 Una plataforma editorial impresa con Web-digital, especializada en las noticias de las artes visuales contemporáneas de punta, nacional e internacional. En su inicio tendrá un periódico de circulación trimestral ( 4 veces al año ) el cual contará con espacios para anunciantes corporativos e institucionales, vinculado al arte y la cultura con interacción directa a nuestro portal  oficial:

OCA | News: 01

OCA | News: 01

OCT./ NOV. / DIC.: 2018 Por razones culturales, entiende Ossaye Casa de Arte (OCA), se hace necesario llenar espacios en los ámbitos de las artes visuales; por lo cual decide aprestarse a la creación de una nueva plataforma digital e impresa, para, desde allí, formular y replantear las tendencias y modos de ver, entendiendo que hay nuevos códigos globales del arte, los cuales Una Colección de Concurso: XXVII Concurso de Arte Eduardo León Jimenes

Banco-Central-banner-326-x-890 copy.jpg
Banco-Central-banner-326-x-890.png
  • OCA-LOGO Ciculo.png
  • White Facebook Icon
  • White Google+ Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White Pinterest Icon
  • White RSS Icon
OCA _ News logo white.png

OSSAYE CASA DE ARTE | FUNDACIÓN DE ARTE CONTEMPORÁNEO
PERIDIÓDICO / REVISTA DE ARTES VISUALES

OSSAYE CASA DE ARTE  (OCA)

Fundación de Arte Contemporáneo

OCA | News  / DIVISIÓN OSSAYE CASA DE ARTE

 

DIRECTOR OCA | News: 

Ángel Ricardo Rivera

 

SUBDIRECTORA OCA | News:

María del Carmen Ossaye

 

DIRECCIÓN DE ARTE

Ángel Ricardo Rivera

 

COLABORADORES

Marianne de Tolentino |  María Elena Ditrén |  Pedro Delgado Malagón |  Emely Cruz  |  Paula Gómez  |  Abil Peralta | Odalis Pérez | Centro León | Mirna Guerrero |  Museo Bellapart | Carlos Acero   |  Margarita Rodríguez Auffant | Rhina Ibert |  César Miguel

FOTOGRAFÍA

Mariano Hernández

VIDEO | AUDIO

Kenny Luna I Yancarlos Infante

DIRECTORA DE MERCADO

María del Carmen Ossaye

JEFE DE PUBLICIDAD

Ángel Ricardo Rivera

RELACIONES PÚBLICAS

María del Carmen Ossaye

DISTRIBUCIÓN Y MARKETING

Dielka Muñoz

PRODUCCIÓN

Ossaye Casa de Arte | OCA

CORRECCIÓN DE ESTILO

Rafael Leonardo  |  Fidel Munnigh

IMPRESIÓN

Amigo del Hogar

NOTICIAS INTERNACIONALES

Fuentes externas: Miami / New York  / España / Argentina/ Inglaterra

DIRECCIÓN: GALERÍA  / OFICINAS

José Joaquín Pérez #1 Gascue | Santo Domingo, Rep. Dom.

PAGINA WEB: 

www.ossayecasadearte.com  |  809.696.8008 / 809.756.4100

DIRECCIÓN ELECTRÓNICA

artesensantodomingo@gmail.com  |  angelrivera.studio@gmail.com

OSSAYE CASA DE ARTE (OCA)

Incorporada: Resolución # 00114 | Regisro de RNC / No. 430-16792-4

OSSAYE CASA DE ARTE  (OCA)

Fundación de Arte Contemporáneo

OCA | News  / DIVISIÓN OSSAYE CASA DE ARTE

 

DIRECTOR OCA | News: 

Ángel Ricardo Rivera

 

SUBDIRECTORA OCA | News:

María del Carmen Ossaye

 

DIRECCIÓN DE ARTE

Ángel Ricardo Rivera

 

COLABORADORES

Marianne de Tolentino |  María Elena Ditrén |  Pedro Delgado Malagón |  Emely Cruz  |  Paula Gómez  |  Abil Peralta | Odalis Pérez | Centro León | Mirna Guerrero |  Museo Bellapart | Carlos Acero   |  Margarita Rodríguez Auffant | Rhina Ibert |  César Miguel

FOTOGRAFÍA

Mariano Hernández

VIDEO | AUDIO

Kenny Luna I Yiancarlos Infante

DIRECTORA DE MERCADO

María del Carmen Ossaye

JEFE DE PUBLICIDAD

Ángel Ricardo Rivera

RELACIONES PÚBLICAS

María del Carmen Ossaye

DISTRIBUCIÓN Y MARKETING

Dielka Muñoz

PRODUCCIÓN

Ossaye Casa de Arte | OCA

CORRECCIÓN DE ESTILO

Rafael Leonardo  |  Fidel Munnigh

IMPRESIÓN

Egraf Especialidades

Gráficas Morán & Asociados C. x A.

NOTICIAS INTERNACIONALES

Fuentes externas: Miami / New York  / España

DIRECCIÓN: GALERÍA  / OFICINAS

José Joaquín Pérez #1 Gascue | Santo Domingo, Rep. Dom.

PAGINA WEB: 

www.ossayecasadearte.com  |  809.696.8008 / 809.756.4100

DIRECCIÓN ELECTRÓNICA

artesensantodomingo@gmail.com  |  angelrivera.studio@gmail.com

OSSAYE CASA DE ARTE (OCA)

Incorporada: Resolución # 00114 | Regisro de RNC / No. 430-16792-4

bottom of page